Notre Père Fondateur
En el Principio: Paris, Francia, 1930

Entre unas muchachas jovenes que venían para recibír direccion espiritúal con el padre Maurice Gaucheron. Sacerdote de la Basilica de Montmatre en Paris, el reconocío vocaciones para la vida religiosa monástica pero que por razones de salud quedaban frustradas ya que la fragilidad de salud era un impédimento para la vida religiosa en ese momento historico.

El padre Gaucheron creía que la vida monastica podía ser realizada y ofrecida a mujeres con problemas de salud. En enfermedad y debilidad corporal et veía la posibilidád de seguir a Jesús en el misterio Pascual.

El hablo de su proyecto con Suzanne Wrotnoska, la cual sería en un futuro, Madre María Dolores, fundadora de la congregación de las hermanas de "Jesus Crucificado". La formacion de dicha comunidad seria guiada y basada en la regla de San Benito, cuya identidad fue afirmada despues de cincuenta anos de haberse fundado.

11 de abril de 1930

Durante la santa misa celebrada en la crípta de la basílica de Montmatre, la madre María Dolores y las primeras hermanas fueron consagradas para la congregación futura, la cual es hoy la congregación de "Jesus Crucificado".

Septiembre 1933

Su Excelencía Lamy de la diocesis de Meaux, Francia, reconoció a las jóvenes como hermanas del Instituto de Jesuscristo Crucificado.

Notre Mère Fondatrice
Première maison de la Congrégation
1933: El primer monasterio de Jesuscristo Crucificado, el Priorato de San José (la Casa Madre hasta presente) abrió en Brou-sur-Chantereine, Francia.

1936: Con 25 hermanas llegó a ser necesario abrir un segundo monasterio en Tournai, en Tournai, en Bélgica.
En 1940, La Segunda Guerra Mundial a hizo necesario que la casa madre se cessara. Después de mucho tiempo, ostros monasterios se abrieron en otras partes.

1938: La Congregación de las Hermanas de Jesuscristo Crucificado, estuvo establecida en la diócesis de Meaux como instituto del derecho de diócesis.

1950: La Congregación estuvo levantada a la clase de Rito Pontifical.

1960: La congregación recibe la aprobación de la Iglesia.

1984: La Congregación se incorporó como miembro de la Confraternidad Internacional Beneditina (O.S.B.).

1995: Un nombre nuevo expresa nuestra identidad en la Iglesia, "Congregación Benedictina de Jesus Crucificado".